Fuente: Diario El Industrial - Mercado inmobiliario, Pág. 4

Excelente oportunidad para inversionistas. El Industrial – Inmobiliaria

18 abril, 2017
Como ciudad dormitorio de gran parte de quienes trabajan en la minería, la compra y venta de propiedades es una actividad que se encuentra muy vinculada al estado de la industria. En este marco, la tendencia de precios de las viviendas en este periodo se presenta muy conveniente para los inversionistas institucionales.

Al estar ubicada en plena zona minera, Anto- fagasta es altamente cotizada como lugar de residencia por quienes trabajan en las minas y también por ejecutivos de empresas
proveedoras de este rubro. En este marco, el desarrollo inmobiliario de la ciudad se encuentra muy ligado al estado de la actividad de la industria de la minería.
Es por ello que frente a la contracción del sector, obviamente se ha experimentado una baja en las ventas y en la construcción de nuevos proyectos in- mobiliarios. Pero los especialistas ven esta situación como transitoria y con las expectativas de que pronto habrá una reactivación de la actividad minera que hará surgir nuevamente a Antofagasta como gran polo inmobiliario.
Reinaldo Gleisner, consultor del Área de Broke- rage de Colliers International, ratifica que “sin duda que el desarrollo urbano de Antofagasta está ligado a la actividad minera, como también repercute la evolu- ción general del mercado inmobiliario. Se sobrepone el efecto de cambio de expectativa de la minería y el efecto de aplicar IVA a la venta de viviendas. El de- sarrollo de nuevos proyectos y las variaciones en los valores de venta irán directamente relacionados con la reactivación del mercado del cobre, por tanto Antofa- gasta volverá a ser un sector atractivo en el próximo ciclo favorable de la minería; en nuestra visión, prefe- rentemente ligado a la actividad de servicios mineros”. “Como bien es sabido, los mercados inmobiliarios
en la zona norte del país son altamente sensibles a las variaciones en la industria minera. El caso de Antofa- gasta es particularmente reactivo, ya que casi el total de los servicios financieros que se desarrollan en la ciudad están ligados a la industria minera. En consecuencia, es posible observar una baja en el dinamismo del merca- do inmobiliario en línea con la coyuntura global de la

industria del cobre”, afirma Fabián García, Director de Área Consultoría de TINSA.
Asimismo, el profesional detalla que “por otro lado es posible ver que producto del bajo dinamismo en ventas la cantidad de proyectos en venta se ha acumulado, llegando a una base de competencia que incorpora 70 proyectos con venta activa a enero de 2017. Sin embargo, la baja incorporación de nuevas iniciativas inmobiliarias debiera acotar la cantidad de proyectos en competencia a futuro, generando un volumen de oferta que esté en equilibrio con la nueva dinámica de mercado de la ciudad, estabilizando los precios observados en la zona”.

Oportunidad de inversión

La ralentización de la construcción de nuevos pro- yectos en Antofagasta, puede representar una buena oportunidad para los inversionistas inmobiliarios. Los profesionales del gremio señalan que ante el aumento de la oferta de inmuebles y el descenso de la demanda, se ha producido una baja transitoria en los precios de las viviendas, lo que ha despertado el interés de los inversionistas institucionales, los que confiados en la recuperación de la actividad en el mediano plazo, han provocado un aumento en la compra de inmuebles ya construidos.
Atendiendo a lo que señalan los especialistas sobre una pronta reactivación de la actividad minera, lo que impactará positivamente en el mercado inmobiliario de la ciudad, provocando un alza en los valores de las viviendas, los inversionistas que aprovecharon los precios baratos anteriores, obtendrán una buena ren- tabilidad de su compra.
En este sentido, García afirma que “una vez que se produzca la recuperación del precio del cobre y un alza en la dinámica del mercado minero global, la compra de viviendas en la zona se transformará en una buena inversión, de cara a la baja de los precios promedios y al fuerte vínculo que puede presionar en el mediano plazo una mayor disposición de pago por vivienda en caso de una recuperación en el mercado minero global”.
Una vez se recupere la actividad inmobiliaria en la ciudad, Gleisner destaca que “en la ciudad la directriz será una mayor demanda por departamentos. La gran mayoría de estos proyectos será de la tipología de 1 dormitorio – 1 baño, marcando una tendencia en Antofagasta a ser una ciudad dormitorio, donde profesionales que ofrecen servicios relacionados con la minería demandan estos bienes inmobiliarios”.
García explica que “en Antofagasta existe una situación normativa compleja, debido a una gran cantidad de cambios que regulan los frentes prediales mínimos y la altura en algunos sectores que permiten densificación en la ciudad. Estos cambios han inha- bilitado varios sectores por baja rentabilidad de los proyectos en dichas zonas, no obstante a finales de 2015 se aprobó una modificación al plan regulador que cambia la norma edificatoria, permitiendo mayor altura en cerca del 80% del territorio urbano de la comuna, destrabando aproximadamente 2.400 hectáreas para nuevos desarrollos en densidad”.
Gleisner concluye que los desarrollos más importan- tes se están dando en el extremo norte de la ciudad, con proyectos de gran envergadura. “Lo anterior –plan- tea- no excluye la opción de edificación en altura en sectores más centrales. En la medida que la vivienda en altura es más demandada y más valorada por las personas, comienza un incremento de valor de los terrenos. Esto incentiva a incorporar nuevos terrenos a la oferta. El desarrollo de casas, requiere terrenos muy grandes, que necesariamente se ubican en las zonas de expansión de la ciudad”.
nifiesta que otro notable avance ha sido la creación de la Red Interlagos, que con más de 1.900 km de ruta, conecta 22 lagos desde la región de la Araucanía hasta la región de Los lagos, lo cual ha mejorado la conecti- vidad entre los principales destinos en dichas regiones.

Fuente: El industrial